21 mayo, 2009

Juegos "alternativos" VIII: B-Boy

Después de un juego de música, le toca el turno a otro juego relacionado con la música: B-Boy. Como se pueden imaginar los que sepan un poco del tema, es un juego sobre breakdance.

La idea del juego es sencilla: lejos de Dance Dance Revolution y derivados, B-boy se parece más a juegos de lucha como Street Fighter, en el que se controla a un personaje en la pantalla que debe «derrotar» al adversario. En este caso, bailando mejor en vez de a base de mamporros. El control del personaje es más o menos complejo, habiendo docenas de movimientos posibles, movimientos a los que sólo podemos llegar desde otros, combos y demás. Es uno de esos juegos a los que tienes que practicar durante unos minutos antes de empezar a jugar en serio si has tenido un parón de un par de meses.



El desarrollo es muy simple. Empezamos creando un personaje a nuestro gusto (ropa, pelo, etc.), practicamos un poco para aprender movimientos básicos, y pronto nos empezarán a llegar mensajes a nuestro ordenador, que son básicamente invitaciones para competir. Esas competiciones serán los «niveles» del juego, que tendremos que ir superando para ir avanzando. Aunque he jugado muy poquito, imagino que cuando avances lo suficiente empezarás a ir a competiciones internacionales y a enfrentarte a b-boys reales. En cada competición hay una serie de medallas que podemos ganar: ritmo, fluidez de movimientos, originalidad, etc. El objetivo es ganar más medallas que el oponente para ganar la competición.

Uno de los aspectos más complejos de dominar es la coordinación de movimientos. Mientras bailamos, hay una serie de marcas que van girando alrededor de nuestro personaje. Esas marcas van al ritmo de la música, y tenemos que pulsar los botones R1 ó L1 para seguir el ritmo. A la vez que vamos llevando el ritmo de la canción, tenemos que ir planeando y ejecutando los pasos de baile que queramos, teniendo en cuenta cómo se encadenan, cuáles se pueden usar en ese momento, etc. Al principio es todo un reto hacer esas dos cosas a la vez sin mezclar botones ni pulsar combinaciones que no tienen sentido. Es un poco difícil de describir con palabras, así que miren el segundo vídeo, más abajo, para ver a qué me refiero.

Otros alicientes del juego incluyen una música muy bien elegida, las posibilidades de multijugador (o simplemente competir como parte de un grupo de b-boys), y que por supuesto hay varios b-boys y competiciones famosos que aparecen en el juego. Como ejemplo, aquí va un vídeo recreando una competición real (Battle of the Year) con Lilou y Hong-10:



En resumen, B-boy es un juego bastante bien hecho, bastante difícil de dominar y con una selección musical muy buena. Probablemente aburrido para los que no estén interesados en el hip-hop o breakdance, pero divertido e interesante para los que lo estén.